La cambra

cambra: Del lat. mediev. camara ‘habitación’. 1. f. desus. cámara: 7. f. En casas de labranza, local alto destinado a recoger y guardar los granos. [drae] Cambra: cámara. Parte alta de la casa donde se guarda la cosecha. (Del valenciano «cambra».) [dp] Cambra: 2. f. CONSTR. Departament d’una casa destinat a guardar certes collites, situat generalment en un lloc alt. [dnv]

Con este nombre, precisamente, «La cambra», pretendemos dar cobijo a una serie de textos originarios o vinculados a las comarcas valencianas de habla castellana. Lo hacemos con un término que, aunque lo recoge también la rae, es bastante inusual en español, dado que es más frecuente, para el mismo concepto, el uso de cámara o desván. En cambio, cambra es de uso cotidiano en prácticamente todas las comarcas valenciano-hablantes y también en las que hablan en castellano. El idioma de estas últimas siempre fue —y es aún hoy en día— singular, pues muestra fortísimas influencias del valenciano, un sustrato aragonés evidente e incluso las resonancias del castellano antiguo. 

La cambra es el lugar donde, en tiempos no tan remotos, se guardaba el grano y ahora van a parar —o a morir— las cosas que nos estorban o simplemente ya no utilizamos. Un lugar donde hacemos acopio del olvido y de la desmemoria. Valga la colección “La cambra” para todo lo contrario: para recordar todo aquello que forma parte de nuestro pasado más auténtico y genuino, y sobre todo para reivindicar y hacernos eco de esos pueblos de interior —y de sus gentes— que apenas han tenido oportunidad ni medio donde expresarse; ni altavoz con el que proyectar sus cavilaciones, sus lamentos, sus pasiones, su dolor y su alegría, y también sus silencios. 

Comments are closed.